El mate nos hace más felices: comprobado por la ciencia

El mate nos hace más felices: comprobado por la ciencia

El mate nos hace más felices: comprobado por la ciencia

El mate nos hace más felices. Estudios e investigación.

 

Los materos no necesitan que la ciencia se lo afirme, pero la realidad es que los datos concretos ya se han hallado, y podemos decir con todo rigor científico que tomar mate nos hace más felices.
Los componentes de la yerba mate la colocan dentro de los “alimentos de la felicidad”. Esto quiere decir que elevan a nivel neuroquímico, aquellas hormonas que generan sensación de bienestar.
En efecto, los científicos nos dicen que consumir determinados alimentos saludables nos hacen sentir bien, ya que por sus componentes químicos brindan bienestar gracias a la “hormona de la felicidad”. En efecto, propician la liberación de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad y del placer.
Es así como nuestro estado de ánimo puede mejorar de acuerdo a los alimentos que elegimos consumir. Aquellos ricos en antioxidantes y vitaminas son los elementos ideales en una dieta para tener un excelente humor cada día.
La yerba mate es capaz de elevar la serotonina. “La yerba mate y guaraná son estimulantes del sistema nervioso, mantienen a la persona despierta. Y son antioxidantes que ayudan a un buen estado de salud. Los antioxidantes eliminan una sustancia que tenemos en el organismo; que son los radicales libres que avejentan a las personas, y al eliminar evita el estado de desánimo”, explicaron los autores.
Particularmente, la serotonina – llamada la “hormona de la felicidad” – se eleva considerablemente al ingerir chocolate, también cereales y leche. El chocolate además tiene un altísimo nivel de antioxidantes, lo que retribuye en muchos beneficios para nuestra salud. Los cereales contienen vitamina B1, que permiten la aceleración y producción de esta hormona en el cerebro por lo que son ideales para tener un buen humor.
También se inscriben en esta lista las frutas preferentemente cítricas, verduras crudas, pescados, yerba mate y frutos secos, como el maní, nueces, almendras, castañas y otros.
“Hay ciertos tipos de alimentos que tienen algunos nutrientes que se relacionan con el buen humor, como los antioxidantes y citoquímicos vegetales; otros que se encuentran en las frutas y verduras”, agregaron.
Claro que a nuestro cotidiano mate hay que acompañarlo de una dieta saludable para sentirnos bien físicamente, y también en cuanto a nuestro estado de ánimo. Comer bien nos redunda muchísimos beneficios, y afortunadamente el mate – con moderación – es un excelente compañero como hábito saludable.
“Es necesario tener una alimentación saludable, no llevar hacia los extremos. Debe ser siempre balanceada la dieta”. Hay que considerar, por último, que la dieta debe acompañarse de hábitos saludables como practicar ejercicios con regularidad, respetar las horas de sueño, cultivar pensamientos positivos y tomar suficiente cantidad de agua.

Comentarios

Comentarios

Comentarios