¿Cómo es un “mate con copete”? La habilidad de los mejores cebadores hace la diferencia

¿Cómo es un "mate con copete"? Para habilidosos cebadores

¿Cómo es un “mate con copete”?

¿Cómo es un “mate con copete”? La habilidad de los mejores cebadores hace la diferencia

 

 

Cebar un mate con copete es una muestra de la habilidad del cebador para obtener una infusión de calidad, aprovechando al máximo la yerba y obteniendo un sabor ideal.

Recibir un mate con copete es una seña inequívoca de que se disfrutará de un mate de gran calidad, con el máximo sabor, un mate inolvidable.

El copete implica ajustar la cebadura en seco, algo que requiere de cierta habilidad, consiste en dejar a la vista un montículo de yerba seca a la vista. Cabe recordar que una de las características de un buen mate es humedecer la yerba de a poco, para obtener su sabor de manera paulatina, ya que si se moja toda la yerba de golpe, se obtienen unos primeros mates de sabor demasiado fuerte, y al final de la cebada, mates casi sin gusto a nada.

El buen ajuste de la yerba hace que buena parte de ésta se mantenga seca dentro del mate mientras se lo va cebando. El copete deja a la vista la yerba seca, demostrando la habilidad del cebador, al menos hasta que toque darla vuelta.

En esta modalidad matera, la yerba se acomoda sobresaliendo un poco por la boca del recipiente, por ello cuando se ceba el mate con copete la bombilla queda parada, de forma tal que para tomar el mate hay que inclinarlo hacia el lado que ocupa la bombilla.

Así que la próxima vez que reciba un “mate con copete”, siéntase un privilegiado, ya que disfrutará de lo mejor de la infusión. Y si se anima, ¿Por qué no convertirse en un gran cebador de mates con copete? Con práctica y paciencia, y siguiendo el consejo de los expertos no hay forma de equivocarse.

A seguir mateando!

Comentarios

Comentarios

Comentarios