Aprendé a curar el mate

como curar un mate

Existen diferentes tipos de mates: se encuentran los de calabaza, madera, caña, metal, alpaca, hueso, plata, entre otros materiales. Para evitar que un mate nuevo se rompa o se quiebre, es necesario curarlo, por eso les enseñaremos cómo hacerlo y qué tipo de mate se debe curar. Sólo los mates de calabaza y madera necesitan de este previo ritual, ya que los de otros materiales, con solo lavarlos bien, se encuentran listos para el uso diario. Además, este tratamiento evita la formación de moho y malos olores.

 

Cómo curar el mate:

  • Mate de madera:

Untar el mate de madera con aceite o manteca y dejarlo por 24 horas con yerba húmeda, usada en otro mate. Lavar y usar.

 

  • Mate de calabaza:

Lavar y llenar con yerba húmeda, usada en otro mate. Agregarle agua tibia, sin permitir que se seque la yerba. Al día siguiente sacar la yerba y con una cucharita raspar el interior para extraer los tejidos blandos humedecidos y macerados. Repetir este procedimiento cuantas veces quiera.

 

  • Mate de hueso:

Dejar en remojo durante 24 horas con agua hirviendo y detergente. Enjuagar.

 

  • Mate amargo:

Después de ser curado, lavar el mate con agua caliente y llenar con yerba usada, sin azúcar. Cuando la yerba se va secando, se agrega unas gotas de agua tibia para volverla a humedecer. Repetir este procedimiento por un día.

 

  • Mate dulce:

Una vez que ya fue curado, lavar el mate con agua caliente y volcar azúcar dentro de él. Sacudir bien, hasta que las paredes del mate queden completamente cubiertas por azúcar. Dejar que se seque y lavar. Llenar el mate con yerba humedecida e ir añadiendo agua para que no se seque. Después de 24 horas, ya se puede utilizar.

 

Fuente: farmalt.com

Acerca de Matias Pecorari 31 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Comentarios

Comentarios

Comentarios