Cuánto mate es bueno tomar

Cuánto mate es bueno tomar

Cuánto mate es bueno tomar

Cuánto mate es bueno tomar. Hábitos y costumbres.

 

El mate tiene detractores y defensores. Que produce úlceras estomacales, que resulta demasiado estimulante, que afecta a la digestión. Que reduce el colesterol, tiene vitaminas y minerales, y ayuda a bajar los índices de glucemia. Lo cierto es que muchos de los que tienen al mate entre sus hábitos, tienen una gran duda: ¿cuánto mate es bueno tomar?

En Argentina, se calcula que el consumo promedio es de dos litros diarios, y unos 100 gramos al día. Lo cierto es que no hay una única respuesta en cuanto a una cantidad adecuada. Esta cantidad ha sido tolerada en diversos estudios y demostró ser más beneficiosa antes que traer complicaciones. Sin embargo, es una dosis relativamente alta, en especial si se consume además té o café.

Por ello, no hay una única respuesta para esta pregunta, ya que depende mucho de los hábitos, la salud y las particularidades de cada consumidor, aunque claramente que evitar los excesos es siempre recomendable.

En principio, no hay limitación para el mate. Sin embargo, algunas situaciones merecen tener más recaudos y moderar el consumo.

Es necesario limitar las cantidades si la persona tiene alguna patología que la obligue a controlar los líquidos que ingiere, por ejemplo las renales. La misma recomendación es válida para quienes tienen una patología gástrica o intestinal, debido a que el mate es un estimulante intestinal.

También se debe limitar si la persona toma diuréticos por problemas de hipertensión, dado que el mate potencia ese efecto.

Recordemos que las embarazadas también deben moderar el consumo, porque en cierta cantidad, el mate puede ser nocivo para el crecimiento fetal.

Las personas que tienen dificultades para conciliar el sueño, deberían evitar tomar mate más allá de las seis de la tarde, pero en este sentido, es necesario decir que no en todas las personas el mate produce el mismo efecto estimulante. Pero por este motivo, las personas que se irritan o estresan con facilidad, deben contemplar más moderación con el mate.

El agua no debe estar excesivamente caliente ni hervida, ya que con el tiempo, esto puede propiciar alguna patología esofágica.

Otro asunto a considerar es el de los “acompañamientos” del mate, que sí pueden ser malos para nuestra salud. El mate saludable es el amargo, ya que si se le añade azúcar, estamos incorporando calorías vacías – sin ningún nutriente.

Se debe evitar tomar mate acompañado de alimentos que contengan alto porcentaje de hidratos de carbono y grasas, como las galletitas, los bizcochos y las tortas.

Un exceso de mate puede potenciar el efecto estimulante y generar demasiada excitabilidad. Además, hay que recordar su efecto diurético, que en días de calor puede provocar deshidratación.

Así, vemos que más allá de algunas situaciones en las que hay que tener cierta cautela, el mate es un compañero fiel que no tiene mayores contraindicaciones.

Comentarios

Comentarios

Comentarios