Mate con azúcar quemada

Mate con azúcar quemada

Mate con azúcar quemada

Mate con azúcar quemada. Hábitos y costumbres.

 

Los puristas del mate dirán que el auténtico es el amargo. Agua caliente y yerba, sin más, con respeto por cada paso del ritual para lograr extraer el mejor sabor. Qué pensarán ellos de los sacrílegos que añaden una cucharada de azúcar directamente al costado de la bombilla, o peor aún – horror – un chorro de edulcorante artificial al agua de cebado.

Quizá más aceptable es endulzar la infusión – pues el mate no es sino eso – con un poco de miel. Pero la forma tradicional de agregar dulzura al mate, es con azúcar quemada, pero siguiendo una técnica ancestral, es el auténtico mate dulce.

Una manera de endulzar el mate más práctica y sencilla es colocar dos cucharadas de azúcar molida en el fondo del mate, antes de agregar la yerba.

Una vez hecho esto, se sacude para mezclar el azúcar y que el sabor sea parejo durante toda la cebadura, y además para que la parte gruesa de la yerba quede en el fondo del mate, optimizando la cebada.

Como preparar el mate con azúcar quemada

Hay dos métodos para agregarla al mate. Además de dulzor, añadirá a la cebadura un sabor a caramelo muy apetecible.

La primera manera de hacerlo, consiste en colocar dos o tres cucharaditas de azúcar molida dentro del mate, luego un pequeño pedacito de brasa, y se agita hasta obtener un bloque de azúcar quemada.

Una vez se enfría, se pone la yerba y se ceba el mate. Se trata de una forma fácil de obtener el azúcar quemada, pero como contrapartida, tiene el inconveniente que después de algunos mates el azúcar quemada se consume y ya no da más sabor.

Otra forma más eficaz de lograrlo, es introducir un hierro calentado al rojo dentro de la azucarera, se revuelve para obtener una buena cantidad de azúcar quemada. Para esto se utiliza el llamado “quemador de azúcar“, que es un hierro con mango de madera en uno de sus extremos – claro está, para no quemarse.

Una vez obtenido un buen trozo de caramelo, se lo coloca en el mate antes de agregar la yerba. A medida que el bloque se consume, se pueden agregar trocitos del caramelo obtenido con el hierro, para mantener el sabor en toda la cebada.

Este tipo de mates admite muy bien algunos agregados como hierbas aromáticas o cáscara de cítricos, que junto con el sabor del azúcar quemada combinan muy bien, aunque vale la pena disfrutar de este sabor sin más.

Comentarios

Comentarios

Comentarios