Mitos y verdades sobre el mate

El mate, esa costumbre tan arraigada en los sudamericanos, es objeto de mitos y verdades como suele suceder con todo lo que resulte significativo en nuestra cultura. Pero hoy, nos toca aclarar los conceptos que circulan socialmente sobre esta infusión que sentimos tan nuestra, y tan cercana a la cotidianeidad.

Se suele creer que el mate sólo es un hábito o compañía, sin valor como alimento. Esto es falso. Estudios recientes lo colocan en un lugar similar al del té verde, aunque más nutritivo: aporta vitaminas B1, B2, más de diez tipos de aminoácidos, hierro, magnesio, sodio y potasio. Además, es bueno para mantener niveles óptimos de colesterol y triglicéridos.

En cambio, es un mito que sirve para adelgazar, no específicamente, aunque en los planes nutricionales es una buena ayuda para acompañar desayunos y meriendas o colaciones, dado que si se lo ceba amargo o con endulzantes dietéticos, no aporta calorías.

 

Mitos y verdades sobre el mate

Otro mito muy arraigado en los hábitos, es considerar que tomar unos cuantos mates es suficiente para el desayuno. Una infusión a base de agua nunca puede ser un buen desayuno, en cambio debe contener proteínas, hidratos de carbono, minerales y otros nutrientes. Lácteos, cereales, frutas, grasas saludables, deben formar parte de un desayuno ideal.

No se puede considerar al mate una herramienta válida para llegar a los dos litros de agua que tenemos que tomar por día. La infusión tiene un efecto diurético, por eso es importante tomar agua para alcanzar una buena hidratación. El agua pura tiene funciones específicas, “tiene una función metabólica e ingresa en diferentes células y tejidos u órganos, como el riñón, el intestino, la piel y las mucosas, entre otros”, agrega.

Muchos piensan que tomar mate de noche puede interferir con los procesos del sueño, esto es un mito. Se debe saber que si bien la mateína posee propiedades similares a la cafeína (ambos son promotores de la actividad mental, incrementan la energía, la capacidad de concentración y la resistencia a la fatiga física), no está comprobado que interfiera con el descanso.

Circula el mito de que el mate produce celulitis, ya que precisamente, se recomienda evitar el consumo de café en este sentido, pero lo cierto es que el mate no tiene contraindicaciones en este sentido.

El mate, sin embargo, no es inocuo en grandes cantidades. Su consumo continuo puede inflamar el hígado y el bazo. Asimismo, no es aconsejable en caso de problemas articulares, como artritis, artrosis, dolores óseos o reuma. La moderación en el consumo siempre es recomendable.

Es verdadero que el mate tiene efecto laxante y que se utiliza en tratamientos agudos o crónicos del estreñimiento.

Y finalmente, no es un mito que el mate causa acidez gástrica o sensación de malestar digestivo. Una vez más, es la moderación la clave para evitar estos trastornos y en todo caso, el mate debe ser evitado en personas sensibles.

Comentarios

Comentarios

Comentarios