Manejo de la bombilla al cebar mate

Manejo de la bombilla al cebar mate

Manejo de la bombilla al cebar mate

Manejo de la bombilla al cebar mate. Hábitos y costumbres.

 

La bombilla es un elemento fundamental del ritual del mate, pues además de servir para tomar la infusión, es una herramienta del buen cebador para lograr un mejor rendimiento de la yerba y un sabor óptimo en cada una de las cebadas.

Existe una máxima a la hora de tomar mate que indica que la bombilla no debe ser movida. En realidad, es el cebador quien debe moverla y no quienes participan de la ronda, incluso en tiempos pasados eso podía considerarse un insulto.

De esta manera, el cebador puede ir ajustando la bombilla a lo largo de la cebada como una forma de regular la cantidad de yerba que se va humedeciendo, así el sabor será regular en cada mate cebado de principio a fin, y la yerba rendirá más, se dice que así un buen cebador puede utilizar hasta dos litros de agua sin cambiar la yerba.

La idea entonces es dejar una pequeña porción de yerba compactada contra uno de los lados del mate, para que el resto permanezca seca, y a medida que se lave esa pequeña cantidad, el cebador irá ajustando la bombilla para obtener más yerba sin usar, utilizando la parte chata de la bombilla, y también teniendo la pericia de cebar con un pequeño chorro pegado a la misma bombilla, que moje sólo esa parte.

De esta forma, el manejo de la bombilla es una virtud del buen cebador, que le hace posible cebar muchos mates sin necesidad de cambiar la yerba.

Comentarios

Comentarios

Comentarios