La compañía de un mate en vacaciones

paisaje de Chile con un mate

El mate es el compañero más fiel que podemos encontrar en casi cualquier actividad que nos propongamos, ya sea en el trabajo, en largas horas de estudio, con nuestros mejores amigos, como excusa para acercarnos a alguien interesante o compartido en familia. Entonces, ¿cómo vamos a dejarlo afuera de nuestras vacaciones?

Cualquier momento de ocio y tiempo libre, es buena excusa para prepararnos unos ricos mates, y en vacaciones esta tendencia se profundiza aún más. Algunos amigos del sitio nos acercaron sus experiencias y nos cuentan cómo la están pasando en estos días de merecido descanso:

Raquel desde Villa Carlos Paz, nos cuenta que casa mañana se levanta con unos mates con ruda , y luego con toda la comitiva se dirige al balneario “El Fantasio”, disfrutando de toda una tarde tomando sol, y aprovechando para refrescarse metiéndose en el agua un rato. Raquel nos cuenta que no sabe nadar, pero sus hijos son expertos clavadistas. Ella se queda en la arena con su esposo Mario, su termo y su mate.

Marcos se decidió a salir con 5 amigos a disfrutar del litoral, instalándose en su cabaña de Cayastá (Santa Fe). Mientras recorren con la lancha el río San Javier, comparten unos mates cebados por Sergio, que dicen es el experto en la materia, como buen entrerriano que es. Años de experiencia y tradición heredada le han servido a saber como aprovechar al máximo el rendimiento de la yerba, para que dure unas cuantas cebadas, cargando siempre a sus amigos de Santa Fe diciendo que ellos sólo saben cebar mates lavados y dulces. Los muchachos disfrutan del atardecer litoraleño, mate en mano, aunque a veces se decanten por una cerveza bien helada, otra típica bebida de esos pagos.

Anto, con sus amigas se decidieron a visitar Brasil, más precisamente Camboriú. Todas ellas son muy devotas del mate, y más allá de que el calor de la “praia” las predispone a decantarse por un refrescante tereré, no dejan de lado el tradicional mate con agua caliente cuando la temperatura baja en las frescas noches brasileñas. Pero por no ser precavidas, olvidaron llevarse unos paquetes de yerba desde casa, y casi caen en la desesperación. Ayudados por los consejos de una pareja correntina, encontraron en un mini mercado el preciado tesoro. Los comerciantes locales, ya han aprendido que muchos turistas argentinos pasan por la misma situación “catastrófica” de éstas amigas, y desde hace años tiene provisión más que suficiente para éstos olvidadizos clientes.

Y así es que el mate está presente en cada destino turístico que un argentino elige, porque podemos descansar del trabajo, del estudio, de las responsabilidades, pero al mate nunca le damos vacaciones, ¿no?

Acerca de Matias Pecorari 31 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Comentarios

Comentarios

Comentarios