Mates en un minuto, arte express en las calles de Posadas

Mates en un minuto, arte express en las calles de Posadas

Mates en un minuto, arte express en las calles de Posadas

Mates en un minuto, arte express en las calles de Posadas. Curiosidades.

 

Las tierras misioneras son sinónimo de mate, siendo el rincón del mundo donde crece la yerba que nos permite disfrutar de nuestro ritual de placer cotidiano. Pero además el mate es un ícono cultural, representado en todos los rincones, y es así como el viajero desprevenido puede encontrarse en cualquier rincón con verdaderos artistas, como éste, que es capaz de cincelar un mate en apenas un minuto.

Se llama Ariel Yrepá Méndez, tiene 36 años y nació en esta provincia, aunque su oficio de artesano lo llevó a lejanos rincones de Sudamérica, pero finalmente decidió volver para ser profeta en su tierra. Callado, concentrado en lo suyo, despliega un talento asombroso que permite en un minuto, realizar un mate cincelado en cualquiera de las esquinas posadeñas donde se emplaza para vender sus productos.

Sus paradas habituales son la plaza 9 de Julio, la intersección de Córdoba y San Lorenzo o el cuarto tramo de la costanera, su punto elegido para el fin de semana porque le permite vender más, pues la gran cantidad de personas que aprovechan para pasear por la ribera el fin de semana, se agolpan a maravillarse como con unos cuantos golpeteos, logra darle forma al sencillo aluminio.

“Estudié en el Iuna (Instituto Universitario Nacional del Arte) donde me recibí de profesor en Artes Plásticas. Ahí aprendí a cincelar y tallar”, cuenta Ariel, mientras explica que sus diseños son personalizados: “lo que la gente pida”, y por apenas 100 pesos. Ofrece también a su clientela pavas cinceladas de gran belleza, también tallas en madera.

Además de la rapidez y la habilidad de este cincelador, hay que tener en cuenta que esta técnica es más habitual en la zona rioplatense – se encuentra habitualmente en ferias populares porteñas y montevideanas, en cambio no es tan fácil de ver en la provincia de la tierra colorada.

“Recorrí casi toda la región, el Mato Grosso, Asunción, Machu Pichu y también estuve durante años en el barrio de San Telmo”, cuenta el artesano, quien decidió volver a su terruño para acompañar a su madre.

El cincelado rioplatense, está inspirado en los diseños barrocos franceses y españoles, que son tradicionales en la platería argentina. Es popular en su zona de origen y son los diseños de aves y flores los más habituales en piezas decorativas para el hogar. Los diseños que se buscan son aquellos que por sus características permiten realzar  texturas y profundidades. Se lo suele combinar con el grabado para detalles e inscripciones.

Comentarios

Comentarios

Comentarios