La infancia del Che en Caraguatay y la plantación de yerba mate

La infancia del Che en Caraguatay y la plantación de yerba mate. Turismo, información general

A mediados de este año se pondrá en marcha un circuito cultural que se propone enlazar espacios relevantes en la vida de Ernesto Guevara.

El Museo de Alta Gracia; La Pastera, museo del Che en San Martín de los Andes; el museo Rosario y el lugar donde pasó su primera infancia en Caraguatay, Misiones, formarán parte del recorrido del circuito denominado “Por los caminos del Che”. La idea es plasmar una ruta turística y cultural que una los espacios de la Argentina relevantes en la vida del líder revolucionario Ernesto Guevara y que ayuden también a dar a conocer una visión integral de su vida y pensamiento: la casa donde nació, el lugar de su primera infancia, y los sitios del país donde estuvo durante su viaje con Alberto Granado.

“El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Turismo de la Nación, se está delineando a través de reuniones que mantienen los directivos de cada institución”, contó Darío Fuentes, coordinador nacional del museo La Pastera, lugar que conserva intacto el espacio donde el Che durmió durante una semana en uno de sus viajes por Latinoamérica.

La iniciativa fue impulsada originalmente por la Secretaría de Turismo de la municipalidad de Alta Gracia, responsable del Museo del Che en esa ciudad, a la que se sumó La Pastera, mientras que ambos museos ya realizaron jornadas de promoción e intercambio respectivamente, mientras esperan la incorporación al circuito del museo del Che en Rosario, y el de Caraguatay.

Lo cierto es que todos los lugares, ya funcionando, atraen cada año a cientos de turistas (La Pastera abrió sus puertas en junio pasado), y lo que resta ahora es unir esos puntos en una ruta turística que atraiga al visitante a adentrarse cada vez más en la mítica vida del líder revolucionario asesinado en la sierra boliviana.

Por América Latina

Guevara vivió 17 años en Córdoba, desde 1930 hasta principios de 1947, especialmente durante su infancia y adolescencia, y su familia tuvo varios domicilios en Alta Gracia, aunque el principal fue Villa Nydia, donde actualmente funciona el Museo Ernesto “Che” Guevara, el de mayor prestigio en el país. Inaugurado el 14 de julio de 2001, este espacio rinde tributo a la tierra que lo vio crecer, a su memoria y a su vida, a través de objetos repartidos en diez salas.

En julio de 2006, el lugar fue visitado por Fidel Castro y Hugo Chávez. En 1950, el Che realizó su primer viaje solo en una bicicleta con motor y recorrió doce provincias argentinas del noroeste, a lo largo de 4.500 kilómetros, mientras que, al año siguiente, junto a su amigo Alberto Granado, iniciaron desde Córdoba un viaje por Sudamérica en una moto que llamaban “La Poderosa II”. Pasaron por Buenos Aires, la costa atlántica, Bahía Blanca, Choele Choel, Piedra del Aguila, San Martín de los Andes y Bariloche. Cruzaron la cordillera hasta el sur de Chile y desde allí se dirigieron a Santiago, donde debieron abandonar la moto.

En barco, a pie y a dedo, conocieron distintas ciudades de Chile, Bolivia y Perú. Viajaron al leprosario de San Pablo, a orillas del Amazonas, y luego, a bordo de la balsa “Mambo-Tango” navegaron río abajo hasta Leticia, ciudad fronteriza colombiana. De allí fueron a Bogotá y Caracas, Venezuela, donde Granado se quedó trabajando, mientras Guevara regresó a Buenos Aires a finalizar sus estudios en medicina.

Por el país

En ese recorrido fue cuando ambos amigos pasaron por San Martín de los Andes, lugar al que el Che dedicó un capítulo especial en sus notas de viaje, y donde durmieron en un galpón de forraje del Parque Nacional Lanin, que hoy, declarado patrimonio histórico de la ciudad, da vida al museo “La Pastera”.

Este museo propone una recorrida por su vida a través de paneles dinámicos e informativos, con una biografía ágil, acompañada por fotografías inéditas (aportadas por la familia Guevara), además de paneles temáticos que brindan la visión del Che sobre los trabajadores, la juventud, su concepción del hombre nuevo, Fidel Castro y la familia.

“La idea es ser un centro de divulgación del pensamiento integral del Che -explicó Fuentes-; hay una visión de Guevara acotada al guerrillero solamente, y queremos empezar a mostrarlo en todas sus facetas: el Che niño, el Che joven, poner en valor esa parte de la vida que no se conoce. Cada uno de estos lugares se complementa con los otros y aporta información de su vida”.

El Museo del Che en Rosario, a sólo dos cuadras de la casa que habitó la familia Guevara y donde se acunó “Ernestito”, reúne 1400 objetos, entre documentos, monedas cubanas, fotografías, juguetes de su infancia, y está ubicado en la plaza de la Cooperación, a metros del mural del revolucionario pintado por el artista Ricardo Carpani.

Por otra parte, la familia de Guevara poseía en Misiones una importante plantación de yerba mate, por lo que el médico argentino pasó parte de su infancia en la localidad de Caraguatay, donde hoy funciona como museo la casa que perteneció a su padre, Ernesto Guevara Lynch.

La infancia del Che en Caraguatay y la plantación de yerba mate. Turismo, información general

Comentarios

Comentarios

Comentarios