Licor de yerba mate, aperitivo con sabor autóctono

Licor de yerba mate, aperitivo con sabor autóctono

Licor de yerba mate, aperitivo con sabor autóctono

Licor de yerba mate, aperitivo con sabor autóctono. Nuevos productos.

 

El vermut antes de un almuerzo relajado es muy popular y tradicional en Argentina, quizá no tanto como el mate, pero sí muy habitual. Unir ambas tradiciones en un licor de yerba mate es una buena idea, aunque de novedosa no tiene nada: la receta original proviene de los tiempos de los jesuitas, y la familia Almirón de Candelaria (Misiones), la ha rescatado.

En esta familia, el destilado se prepara en base a una fórmula que ya lleva cuatro generaciones, el alma de “Elixcor”, su licor de yerba mate. El actual propietario del emprendimiento es Mauro Almirón, tataranieto de Andrés Almirón Pérez de quién viene la receta original.

Elaborado con yerba mate y azúcar de caña orgánicos, está certificado por la O.I.A (Organización Internacional Agropecuaria) y la AAMN (Asociación Argentina de Médicos Naturistas). Este licor de yerba mate posee propiedades antioxidantes y también hereda de la yerba sus propiedades energizantes y sus muchas vitaminas. Este emprendimiento tiene una producción a pequeña escala en partidas que no superan las 1500 muestras mensuales, lo cual hace que no pierda su acento artesanal.

Los monasterios siempre han sido la cuna de las mejores bebidas espirituosas y en este caso, tampoco hay excepción. Es que fueron los propios jesuitas asentados en las misiones guaraníes quienes crearon la receta, contando con una materia prima abundante en la zona y que era muy conocida y valorada por las comunidades originarias como la yerba mate. Así, siempre tenían una copita para convidar a sus superiores cuando iban a visitarlos.

Al igual que los vermut y que el propio mate, este licor conserva algunas propiedades digestivas, por lo tanto muchos lo toman en pequeñas cantidades después de las comidas, aunque por qué no puede ser un aperitivo previo a un buen almuerzo, como es costumbre, con la particularidad de ofrecer el familiar sabor de la yerba mate pero de una manera diferente. Se lo puede mezclar con alguna gaseosa lima-limón como aperitivo.

La bebida tiene un color verde amarronado propio de la yerba, y a su sabor alcohólico se le suma el de la yerba mate ligeramente amaderado, resultando muy agradable pues no resulta demasiado fuerte. Los productos utilizados son orgánicos, con lo cual resulta un licor de gran calidad.

Este licor además tiene potencial en coctelería, y ya está siendo utilizado para la elaboración de diferentes tragos refrescantes, que aprovechan el peculiar sabor de la yerba. Elixcor se comercializa en los locales de productos turísticos regionales de la zona de Misiones.

Comentarios

Comentarios

Comentarios