Naturalmente mates: mates de origen vegetal

mates de calabacita madera y caña

En esta oportunidad en el Club del mate vamos a dedicarle un espacio a los mates, recipientes, que resultan de la combinación del aprovechamiento de los recursos que brinda la madre naturaleza, y de la mano de hábiles y amorosos artesanos: los mates de origen vegetal, por llamarlos de cierto modo.

Primero en la lista como corresponde está el mate “mate”, porongo o calabacita que se obtiene en base a la manipulación del fruto de esta cucurbitácea, y como dijimos anteriormente, puede adosársele accesorios para su apoyo, para decorarlo y embellecerlo, ya sea con cueros, grabados, en madera, metal y plata.

Otro modelo natural, y según se comprobó empíricamente, más saludable porque se trata de un material que evita la generación de acidez si se bebe en él es el mate de caña. Pueden confeccionarse en caña de tacuara o de azúcar aprovechando los tramos del grueso tallo como “vasos”. Éstos se pulen bien una vez cortados, y se los embellece de muchas maneras. Generalmente la infusión lograda en ellos es de un sabor más suave. Para su cuidado hay que procurar desechar la yerba luego de usarlos y conservarlos en lugares secos debido a que en este material proliferan muy rápido hongos y bacterias.

Los queridos y clásicos mates de madera se logran trabajando diferentes maderas, generalmente ramas de ñandubay, algarrobo, quebracho y palo santo, a fuerza de torno, lijas, limas y otras herramientas más.  Siempre se los trabaja detalladamente basándose en ramas con buenas vetas, sin rajaduras o picaduras para evitar que estas se prolonguen o acorten la vida útil del recipiente. Como corresponde luego de lograr la forma que se desee, se somete a un secado especial tratamientos sucesivos que le otorgarán a la pieza una resistencia garantizada. En el mercado pueden encontrarse a la venta desde forrados en aluminio, tallados, pintados y pulidos, hasta crudos. Con estos mates en particular el cuidado es simple: evitar las caídas bruscas y la tanto la resequedad como la aparición de hongos. Ya los más expertos y exigentes saben que madera es ideal para que, como preferir un mate de palo santo para saborear unos amargos suaves y duraderos, o un mate de algarrobo para unos intensos mates dulces.

La variedad en ofertas es amplia, y un amante del mate sabrá bien cual elegir y para qué ocasión. En caso de tener poca experiencia matera, no hay que preocuparse, solo hay que animarse a probar.

 

Acerca de Matias Pecorari 31 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Comentarios

Comentarios

Comentarios