Ingrid Grudke nos enseña todo el proceso de la yerba mate

Ingrid Grudke nos enseña todo el proceso de la yerba mate
Please wait...

Ingrid Grudke nos invita a conocer todo sobre la yerba mate Piporé.

La historia de la yerba mate se remonta a los mismos pueblos originarios guaraníes que poblaban la zona del río paraná. Pero fueron los jesuitas los que difundieron esta infusión energética a la colonia española.

El resto, es historia ya conocida. Pero es bueno que sepas todo lo que cuesta que una yerba mate sobrosa y de calidad llegue a tus manos.

La planta de yerba mate es un árbol originario de la zona sur de Paraguay, sudoeste de Brasil y noreste de Argentina.

En su estado natural puede llegar a medir 20 metros. Para su mejor cosecha se mantiene a una altura promedio de 4 metros.

Te puede interesar: ¿Cómo preparar un buen mate?

Los tareferos utilizan las herramientas como tijeras eléctricas o motosierras para cortar las ramas más maduras.

“Tarefero es la persona que cosecha artesanalmente la yerba mate, valiéndose de una tijera”

Las ramas reducidas por estas máquinas podadoras se juntan en ponchadas que son bultos de hasta 80 kilos.

Estas ramas son trasladadas hasta un camión y luego se traslada hasta el secadero.

Ya en el secadero se producen los tres primeros pasos para la yerba mate de consumo argentino.

El primer paso es el sapecado: Consiste en la exposición al fuego vivo, por algunos segundos, de la hoja verde.

Este proceso sirve para cortar la oxidación de la hoja. Razón por la cual se mantiene el color verde y evapora el mayor porcentaje de humedad que posee la hoja.

En este caso la hoja termina de secarse mientras circula por las cintas dentro del galpón a altas temperaturas.

Luego de este proceso se convierte en tres kilos de hojas verdes en tan solo un kilo de hojas secas.

Ya con la hoja seca se procede al canchado o molienda gruesa. Que es el primer triturado grosero de la hoja que se guarda en bolsas de 50 kilos.

De esta manera el producto se lo lleva a estacionar durante un periodo de tiempo de 18 meses en estado natural, manteniendo todas las características de la yerba mate.

Esto genera que el producto yerba mate sea suave al gusto, tome color amarillento y no produzca acidez al tomar nuestro clásico mate.

En el molino comenzamos a mezclar las diferentes yerbas de distintos lotes y bolsas para generar nuestro inconfundible sabor piporé.

El envasado es una línea de producción constante, donde cada uno de los departamentos integrantes van trabajando con calidad y asegurar un correcto proceso de producción.

Desde ahí las cintas transportadoras acompañan el envase, en su llenado, cierre, etiquetado y posterior empaque. Para luego ser distribuido a los distintos clientes.

Ahora ya saben cómo hacen la yerba mate Piporé.

Te puede interesar: ¿Cómo tomar mate?

¡Disfruten de un rico mate!

Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*