Recomendaciones para minimizar contagios a través del mate

contagios a través del mate
Please wait...

Recomendaciones para minimizar contagios a través del mate

Contagios a través del mate. Salud y bienestar.

 

Compartir el mate constituye una cuestión cultural muy arraigada en los países de América del Sur. Sin embargo, el hecho de compartir una bombilla hace que exista la posibilidad de transmisión de enfermedades.

Hasta el momento, no se han documentado casos de enfermedades transmitidas por vía respiratoria u otros materiales biológicos como la saliva, en los cuales el compartir el mate haya sido el mecanismo de transmisión. Pero en teoría, el riesgo existe, razón por la cual la primera recomendación es que aquellas personas que tengan enfermedades transmitidas por vía respiratoria como resfrío o gripe, se abstengan de compartir el mate hasta que estén sanos de nuevo.

Te puede interesar: ¿Cómo preparar un buen mate?

Los expertos en epidemiología coinciden en que lo ideal sería evitar el mate, más aun en época invernal, donde este tipo de infecciones proliferan, pero dado que es un hecho cultural y es poco probable que las personas dejen el mate, lo que se aconseja es tomar mate con personas conocidas o con familiares, no en grandes comunidades. La persona con la que se comparte el mate debe estar sana, sin ningún síntoma respiratorio ni enfermedad. En las embarazadas, deberían extremarse las precauciones, y lo recomendable es que tomen mate solas, sin compartir con nadie.

Un paso no menor para mantener la salud a la hora de tomar mate, es el lavado del recipiente y la bombilla con agua caliente al terminar de utilizar. De la misma forma, se debe secar bien el mate, ya que si lo dejamos húmedo y a temperatura ambiente, lo que lograremos es que se formen hongos.

Es recomendable al terminar de tomar,  tirar la yerba y enjuagarlo, escurrir y dejar secar boca arriba. Es una equivocación habitual dejar el mate dado vuelta, pues impedimos que se seque bien y así propiciamos la formación de hongos.

Las bombillas de alpaca o acero quirúrgico son las de material más noble en cuanto a que resisten mejor los lavados. No obstante, al menos una vez al mes hay que sumergirlas en agua hirviendo durante 30 minutos con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Luego, con un cepillo especial se puede limpiar por dentro la bombilla, y retirar cualquier residuo de yerba.

Los mates de vidrio o cerámica son muy higiénicos, ideales para viajes o la oficina, pues no sufren riesgos si nos olvidamos de vaciarlos, o no podemos hacerlo de inmediato. Basta vaciarlos, lavarlos bien y están listos para usarlos.

Te puede interesar: ¿Cómo tomar mate?

Si un mate de calabaza se llenó de hongos, se puede intentar salvarlo. Se debe llenar el recipiente con agua hirviendo hasta arriba y dejar unos minutos reposar. Luego arrojar el agua y con una cuchara raspar la capa negra de humedad que quedó adentro. Si al raspar con una cuchara vemos que el recipiente está de color claro, se lo puede reutilizar, pero para ello hay que volver a curarlo desde el principio. Si en cambio con el raspado vemos que la calabaza está negra por completo, ese mate debe ser descartado.

Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*