Porear una costumbre heredada de los países hermanos

Please wait...

Porear, el hábito de tomar mate en Bolivia

Porear una costumbre heredada de los países hermanos. Argentina, Paraguay y Brasil

POREAR es el hábito de tomar mate en Bolivia


Una sana costumbre adquirida y heredada como muchas otras, ésta en particular del
hermano país de Argentina. El comienzo de este hábito no tiene data exacta. Sin
embargo, podemos mencionar que son muchos años tomando en cuenta la apertura de
fronteras y la independencia de los países hermanados por este noble acto de porear o
matear. Aquí debo mencionar que también se cabe la influencia paraguaya.

El relato de personas que tienen esta práctica de porear o matear se ha transmitido de
generación en generación ya que, no existe ningún documento escrito que date sus
inicios aun así, podemos narrar lo siguiente: La migración de hermanos bolivianos hacia
el vecino país en busca de mejor vida hizo que estos adquirieran la costumbre de porear, matear
o tomar mate más conocido por el nombre de porear adaptado y adoptado en nuestro
país el recipiente en el que se toma.

Por otro lado la migración viceversa es decir de ciudadanos argentinos a nuestro país en su gran mayoría durante la época petrolera a la provincia cruceña de Camiri denominada la capital petrolera del departamento de Santa Cruz de la Sierra hizo que ellos trajesen sus costumbres mismas que enseñaron y enraizaron en moradores de ésta lugar propagando de ésta manera esta práctica de descendencia en descendencia.

Consumir la yerba mate como una opción de desayuno o merienda reemplazó en sus
inicios al consumo de muchas otras bebidas en especial el café que para esos tiempos
tenía un valor menos asequible que en el presente. Tengo la dicha de haber visto
preparar a los abuelos las dos formas de tomar mate cocido: La primera tostar en una
sartén con un poco de azúcar y luego verter en el agua hirviendo por unos minutos para
después colar y beber. La segunda manera era verter en un plato la yerba mate mezclar
con azúcar y agregar un carbón al rojo vivo, tapar de dejar un instante para obtener un
mate ahumado luego continuar del mismo modo de preparación que la primera.

image 1
image 3
image 5

Debo mencionar que el avance de la tecnología y la presente cantidad de diferente formas de presentación de los saquitos han dejado de lado esta usanza.

Particularmente tuve la fortuna de adquirir éste costumbre y hacerla mía desde el año
2009 cuando conocí y trabaje con el Ing. Biomédico Santiago Aguirre ciudadano
uruguayo que migró a nuestro país para compartir y colaborar con sus habilidades.
Recuerdo la primera vez que me dijo ceba un mate, intenté mover la bombilla
(considerado un pecado capital y casi mato el varón), me enseño que jamás se toca a
menos que muevas la yerba para voltearla y/o cambiarla.

Tampoco decir gracias a menos que ya no quieras continuar tomando. El me enseñó a preparar el agua. Es decir hervía el agua y colocaba muchas especias entre ellas (anís estrella, canela, manzanilla, clavo de olor y otras… algunas veces con miel y otras con chancaca), he continuado la practica adicionando cosas que me gustan como el jengibre, la cúrcuma, pimienta negra
y limón.

Definitivamente porear es otro nivel, una costumbre tanto adquirida como heredada y
adaptada definitivamente a los gustos individuales. El hábito de ésta práctica es más
grande cada vez y puedo constatar que va en aumento hablo específicamente de mi
ciudad Santa Cruz de la Sierra. Cabe remarcar que desde Charagua, Boyuibe hasta
Camiri son las ciudades número uno consumidoras del mate, le sigue la ciudad de Tarija
(concretamente la zona del Chaco boliviano influenciado por el hermano país del
Paraguay donde también porear es una costumbre por siglos).

Porear o matear en definitiva es una práctica saludable que va en aumento además que
el motivo por la que se toma entrelaza vínculos, se hace amigos, se expande una
costumbre saludable, se presta a tertulia.

Mirtha Doris Adorno Flores. Embajadora FansdelMate de Santa Cruz de Sierra, Bolivia.

Porear una costumbre heredada de los países hermanos.

Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*