Las partes de la bombilla

Please wait...

Uno de los elementos indispensables para tomar mate, es sin lugar a dudas la bombilla. Conozcamos sus partes, para saber elegir una de gran calidad, y para realizar un adecuado mantenimiento.

La bombilla metálica tiene tres partes diferenciadas: el pico o extremo superior, llamado también boquilla, por donde se toma el líquido. Le sigue el cuello o sección media, de forma cilíndrica, es la sección más larga. Por último tenemos el filtro o extremo inferior que va sumergido en la yerba y que adquiere diferentes formas, cada una con su nombre habitual.

En efecto, se llama coco cuando el filtro es esférico, esta forma se adapta muy bien al fondo del mate y hace más difícil que éste se tape, y es ideal para cebar el mate dulce, ya que no se necesita realizar ajuste de la cebadura.

En cambio, para cebar mate amargo se recomienda el filtro llamado paletilla, que tiene la forma de una semiesfera, con una cara convexa, y del otro una cara plana o ligeramente cóncava, es decir que tiene la forma de una paleta. Es un elemento muy cómodo para remover la yerba, al ajustar la cebadura.

Te puede interesar: ¿Cómo preparar un buen mate?

En el cuello de la bombilla, solemos ver una suerte de anillos o virolas, que tienen la función de ofrecer una superficie no tan caliente para que pueda ser manipulada sin quemarse. Algunas bombillas además tienen el cuello algo curvo, para ofrecer más comodidad al tomador, ya que no se necesita inclinar la cabeza para mantener el mate vertical, que si se inclinara podría volcarse.

Cabe tener en cuenta que con el uso, se genera en el interior de la bombilla un sedimento oscuro, que no se quita con el agua, y que al aumentar de volumen no sólo dificulta el paso del agua, sino que da al mate un sabor desagradable. Se suele utilizar un cepillo especial, el limpiabombilla, para retirar ese sedimento.

Otra forma de hacerlo es sumergir la bombilla en una solución de bicarbonato de sodio durante una hora. Luego se enjuaga con agua. Hay quienes prefieren calentar la bombilla sobre la llama directa, para así carbonizar el sedimento, que luego se desprende fácilmente. Se golpea suavemente sobre una madera, con el pico para abajo, para que el sedimento carbonizado se desprenda.

Te puede interesar: ¿Cómo tomar mate?

Existen otras bombillas desarmables, incluso algunas con una suerte de forma de resorte en el filtro, pero los expertos no las recomiendan ya que con el tiempo, el mecanismo de desarmado suele desgastarse, lo ideal es limpiar la bombilla periódicamente como se ha indicado, evitando abrirla.

Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*